2/3: Ahora ya no quiero pues

Posted on 02/02/2007

0


¡Por fin! ¡Aleluya! El gobierno se dio cuenta que la Asamblea Constituyente es inútil sin la votación por dos tercios. ¡Por fin! ¡Aleluya! El régimen tuvo que admitir que la fórmula de mayoría absoluta significaba la exclusión de -cierto- una minoría, pero una minoría muy grande y fuerte, de entre 46 y 49% de la población, dependiendo qué elección se toma en cuenta. ¡Por fin! Aleluya! Los propios errores del gobierno lo forzaron a confesar que se habían equivocado, en este tema y el de las autonomías.
Claro, todo esto con algún matiz… Que si no se logra acuerdos hasta el 2 de julio, que si el referéndum sobre los temas que no sean aprobados en la Asamblea… Ta bien, no es exactamente 100% lo ideal, pero lo perfecto es enemigo de lo bueno. Así nomás creo que podemos avanzar algo. Digo yo, ¿No podían haber hecho lo mismo hace cinco meses? Tanto lío para llegar a lo mismo, este Evo está aprendiendo mañas de otro dictadorcillo reciente, uno de 1,50 m de estatura, uno que generó la debacle primero económica y luego política que nos llevó a donde estamos hoy. En política, “más vale tarde que nunca” es un aforismo que muy raras veces aplica. “Muy tarde”, así como “muy poco”, son errores gravísimos que pueden costarle muy caro a quien detenta el poder.
Esperemos que esta sea la excepción.
Ahora por otro lado, nuestros queridos inoperantes-inoportunos de la partidocracia caída en desgracia volvieron a desperdiciar olímpicamente una gran oportunidad de quedarse callados. Si se ha llegado al objetivo, si se ha logrado torcer el brazo al rival, señores, no se le exige más de lo que ya dió, se celebra el triunfo, se humilla al contrario. Con su actitud, señores, se están exponiendo como caprichosos e inmaduros. Seguir bloqueando la constituyente cuando ya se logró el objetivo de la medida es de un absurdo pero del tamaño del Illimani.
Lo cual confirma mi hipótesis de partida: Lo único peor que el gobierno es la oposición.
 
Esteban
Anuncios
Posted in: Evadas