No es lo mismo

Posted on 14/02/2007

0


El amigo García Linera es conocido como un tipo culto y leído. Fanfarronea de su gran colección de libros y se supone el cerebro detrás del gobierno. Sin embargo, ayer explicando las razones de la no subvención del gas a la empresa Jindal por el tema de la explotación de hierro del Mutún se mandó una pachotada de campeonato: Según él, esta subvención no corresponde porque el gas no será industrializado en la fabricación de acero, pues “entra hierro y sale hierro” (sic).
Sin ser un experto en el tema ni mucho menos (en colegio mis notas de química eran deplorables), creo oportuno aclararle la figura a nuestro querido Vicepresidente. Veremos qué dice el Wikipedia sobre el tema:
“Acero es una aleación de hierro-carbono forjable, con porcentajes de carbono variables entre 0,008 y 2,14%. Se distinguen de las fundiciones, también aleaciones de hierro y carbono, en que éstas tienen una proporción de carbono que puede variar entre 0,5% y 2,0%, aunque la mayoría de las fundiciones comerciales no superan el 1,8% de carbono. A partir del 2 % de carbono la aleación se denomina arrabio o fundición. La densidad promedio del acero es 7850 kg/m3.
La diferencia fundamental entre ambos materiales es que los aceros son, por su ductilidad, fácilmente deformables en caliente utilizando forjado, laminación o extrusión, mientras que las fundiciones son frágiles y se fabrican generalmente por fundición.
Además de los componentes principales indicados, los aceros incorporan otros elementos químicos. Algunos son perjudiciales (impurezas) y provienen de la chatarra, el mineral o el combustible empleado en el proceso de fabricación; es el caso del azufre y el fósforo. Otros se añaden intencionalmente para la mejora de alguna de las características del acero (aleantes). Los aleantes pueden utilizarse para incrementar la resistencia, la ductilidad, la dureza, etcétera, o para facilitar algún proceso de fabricación como puede ser el mecanizado. Elementos habituales para estos fines son el níquel, el cromo, el molibdeno y otros. No obstante, en aceros denominados de corte libre el azufre y el plomo son muy usados.” (http://es.wikipedia.org/wiki/Acero)
Sobre la reacción química necesaria para obtener acero:
“La reducción de los óxidos para obtener hierro se lleva a cabo en un horno denominado comúnmente alto horno (también, horno alto). En él se añaden los minerales de hierro, en presencia de coque y carbonato de calcio, CaCO3, que actúa como escorificante.
Los gases sufren una serie de reacciones; el coque puede reaccionar con el oxígeno para formar dióxido de carbono:
C + O2 → CO2
A su vez el dióxido de carbono puede reducirse para dar monóxido de carbono:
CO2 + C → 2CO
Aunque también se puede dar el proceso contrario al oxidarse el monóxido con oxígeno para volver a dar dióxido de carbono:
2CO + O2 → 2CO2
El proceso de oxidación de coque con oxígeno libera energía y se utiliza para calentar (llegándose hasta unos 1900 °C en la parte inferior del horno).
En primer lugar los óxidos de hierro pueden reducirse, parcial o totalmente, con el monóxido de carbono, CO; por ejemplo:
Fe3O4 + 3CO → 3FeO + CO2
FeO + CO → Fe + CO2
Después, conforme se baja en el horno y la temperatura aumenta, reaccionan con el coque (carbono en su mayor parte), reduciéndose los óxidos. Por ejemplo:
Fe3O4 + C → 3FeO + CO
El carbonato de calcio (caliza) se descompone:
CaCO3 → CaO + CO2
Y el dióxido de carbono es reducido con el coque a monóxido de carbono como se ha visto antes.
Más abajo se producen procesos de carburación:
3Fe + 2CO → Fe3C + CO2
Finalmente se produce la combustión y desulfuración (eliminación de azufre) mediante la entrada de aire. Y por último se separan dos fracciones: la escoria y el arrabio: hierro fundido, que es la materia prima que luego se emplea en la industria.
El arrabio suele contener bastantes impurezas no deseables, y es necesario someterlo a un proceso de afino en hornos llamados convertidores.” (http://es.wikipedia.org/wiki/Hierro)
Como puede ver, señor Vicepresidente, los procesos de oxidación y posterior carburación imprescindibles para obtener acero implican la reacción química entre el hidrocarburo utilizado (en este caso el gas natural) y el óxido de hierro. Así que no, no “entra hierro y sale hierro”, entran óxido de hierro, oxígeno y carbonos y sale acero, dióxido de carbono y escoria.
Esteban
 
 
Anuncios
Posted in: Evadas