Historia de Subaru (parte 1)

Posted on 03/05/2007

0


  1. Origen del nombre

La segunda guerra mundial había dejado un Japón destruido y a su industria fuertemente limitada. Nakajima Aircraft Co., por su participación en la construcción de aviones militares para el imperio del sol naciente había sido obligada en 1945 a dividirse en varias compañías pequeñas.

En 1954, esto es, en plena guerra fría, la política que se impone al Japón cambia: ante la “amenaza comunista”, los países occidentales deciden dar a compañías como Nakajima la oportunidad de reagruparse. Así nace Fuji Heavy Industries Ltd., emergente de la fusión de cinco compañías que formaban parte del antiguo consorcio Nakajima, dedicada a varias actividades industriales tales como la fabricación de partes de aviones, la siderurgia y, lo que nos ocupa ahora, la industria automotriz.

FHI había lanzado, el mismo año de 1954, un concurso interno entre su personal para encontrarle un nombre a su división automotriz. Ninguno de los nombres propuestos, sin embargo, lograba resumir tanto la fusión de la compañía como el mensaje de nueva esperanza que se quería emitir. Fue el propio presidente de la compañía de ese entonces, Kenji Kita, quien encontró el nombre. En la cultura japonesa, a un grupo de seis estrellas en la constelación que nosotros conocemos como Pléyades, se le da un nombre que era precisamente lo que buscaba la empresa: Subaru (esperanza).

Nacía pues a la vez el nombre y el logo de esta nueva aventura automotriz. Hoy se mantiene, con muy pocos cambios, el logo de la unión de seis estrellas y el nombre Subaru como símbolo de una de las marcas más sorprendentes de la industria nipona.

¿Qué es lo que hace tan especial a Subaru? Primero, que a diferencia de sus contrapartes japonesas no le interesa inundar el mercado con un modelo o grupo de modelos que, sin ser malos en absoluto, a fuerza de repetirse llegan a ser muy aburridos. Su posición en el puesto 19 del ranking de los mayores productores del mundo no le incomoda. Al contrario, es un verdadero manifiesto.

Segundo, que su pasado aeronáutico y la dedicación que le ponen a la investigación hacen de Subaru una de las marcas tecnológicamente más avanzadas del mundo, habiendo marcado la pauta en varias ocasiones al total de la industria.

Tercero, y no menos importante, Subaru es probablemente la marca japonesa que mayor esfuerzo le dedica a explotar esa característica idiosincracia japonesa, donde la tradición y la lealtad son las virtudes más valoradas de todas. Esteban

 

 

Anuncios