George Orwell en los Andes (c) Joaquín Morales B.

Posted on 11/09/2007

0


Los ataques del Ministerio de la presidencia a tan importantes y reconocidos intelectuales bolivianos, y al alcalde de Potosí solo expuso un poco mas la voluntad totalitarista del gobierno. El problema de fondo radica en las dificultades actuales del gobierno para salir de la posición de jaque que el mismo se creo, al fundar su estrategia en una posición dogmatica e intransigente, al creer que podía imponeruna visión simplista y maquinea, al creer que podía aprovechar a falta de educación del pueblo para lobotomía a grupos de choque extremadamente poderosos con los cuales se endeudó moral y políticamente. Como salida de una novela de George Orwell, veremos que una especulación mía sobre las estrategias del gobierno se parecen mucho al gobierno del Big Brother de 1984.
1. El newspeak
La metodología totalitarista parece consistir en encoger el espacio de debate al eliminar el mayor número de ideas y de conceptos existentes en el debate. Así, nuestro newspeak consiste en repetir consignas sistemáticamente hasta desnudarlas de su sentido y simplemente poner palabras en la casilla “malo” o “bueno”. Así las palabras “neoliberal”, “oligarquía” o “transnacional” ya no tienen sentido, y como las malas palabras, solo expresan una pulsión y no un concepto. Así, poco a poco se reducen los términos del diccionario y se ataca a quien pudiese explicar su sentido original. Se crean mitos, fabulas y leyendas, construcciones paranoicas que se vuelven clichés, y la flojera intelectual mezclada con el obscurantismo las vuelven más poderosas que cualquier construcción lógica.Más que en cualquier régimen llamado neoliberal, el control sobre lo que opina o piense la gente se volvió tenaz y la divergencia o la creatividad caen abatidas en la casilla “contra-revolucionario”, “conservador” o una de las favoritos de los formateados, “traición a la patria”. Ya lo dijo muy claramente el vice-presidente, las medidas de desprestigio del gobierno buscan combatir las “células de resistencia ideológica”, aquellos que creen que los conceptos van más allá del dogma y pobre de quién busque desmitificar los monolitos del pensamiento único. Así se construyen mitos sobre mitos: el miedo al extranjero, la inmoralidad del al que le va bien, la caracterización de la personalidad según criterios raciales…
2. La guerra permanente
Cuando empezó a derrumbarse el Plan copiado-calcado de Venezuela, simplemente porque aquí no es Venezuela, el Gobierno empezó a dar patadas, con los ojos cerrados, o casi. Sabiendo que el lio de la capitalidad lo introdujo el MAS, que lo volvió una cuestión de pelea y no de debate el Alcalde de La Paz (Afiliado al MAS), que la farra de pegas prometidas a los rentistas del MAS no pueden ser cumplidas, lo que implica cotidianas marchas y protestas, que la falta de inversiones está más relacionada con la esquizofrenia del MAS que con cualquier nacionalización, tenemos que el peor enemigo del MAS es el MAS.
¿Su mejor aliado? La Nación Camba, la Unión Juvenil Cruceñista, y la mayor parte de los racistas de este país, son los únicos que le dan un mínimo de legitimidad al presidente. Por eso no se los arresta, interviene o disuelve, no hay nada mejor para el gobierno que usar a los grupos de extrema derecha para hacer su propaganda. Esa es la guerra permanente, no importa si es EEUU o los cambas, la cuestión es mantener a todos en estado de pánico, de tensión y confrontación para expandir más fácilmente el proyecto totalitario. Así el uso de panfletos para el “Plan para tumbar al indio de mierda” sea o no hecho por la nación camba, es un instrumento ideal para que el MAS mate dos o tres pájaros de un tiro. Le da una excusa para ejercer presión y control de inteligencia sobre personas de oposición, crea más conflicto al darse una imagen de victima y lo peor de todo, ataca injustamente a alguien a quien el gobierno si que le tiene pavor. A Joaquino. Si bien los mejores aliados del MAS son la oposición y más aún los grupos racistas, a quien más le temen es a un indígena, de izquierda, de reconocida trayectoria como administrador, intelectual, tolerante y demócrata. Es el peor enemigo del MAS, como lo son la mayoría de los intelectuales, muchos de ellos de izquierda.
3. El doublethink
Así la esquizofrenia parece no solo ser un síndrome clínico, sino un acto deliberado. ¿Cómo dos manifestaciones simétricas son una vandalismo y la otra reivindicación justa? ¿Porque el gobierno repudia todo lo que él mismo hizo e invento cuando era oposición? ¿Porqué un gobierno que se dice social protege a los explotadores sindicales? ¿Por qué un gobierno que quiere ser laico y defiende la igualdad de géneros negocia con la dictatorial República Islámica de Irán? ¿Porqué todos los días el presidente acusa a los anteriores gobiernos de mal manejo de dinero y después reparte sin ton ni son cheques Venezolanos controlados por nadie? El vice-presidente le ofreció a Estados Unidos deshacer los aranceles a las importaciones americanas en un 80% (lo que por lo demás me parece una excelente idea)… ¡¿No es eso hacer un TLC, un ALCA o como se llame?! ¿Que es lo que pensaran los loquitos que armaron el MAS de eso? ¿Qué clase de mamada fenomenal es esa? ¿La idea es atacar a Joaquino para que nadie vea que hicimos un TLC con Estados Unidos? Me niego a ponerle los atributos Izquierda y aún menos socialista al MAS.
Epilogo: la granja de los animales
Aunque el ataque de la oposición sobre las corbatas de nuestros gobernantes me parece estúpido e inútil, hay algo que si vale la pena recalcar. Como en la novela de Orwell, los puercos líderes de la revolución se transforman al final del libro en el hombre opresor, se convierten en eso mismo contra lo que habían luchado. El gobierno del MAS se volvió más inoperante, corrupto, excluyente e incapaz de gobernar que cualquier gobierno anterior. Peor aún, a eso hay que agregarle la aniquilación sistemática de las instituciones, la exacerbación de la confrontación y el racismo, la persecución de intelectuales, tanto de derecha como de izquierda e incluso apolíticos, el control del pensamiento, de los medios, la manipulación de la opinión pública y la creación de un proyecto totalitario. como en el libro, los eslóganes del partido podrían ser
EL CONFLITO ES ESTABILIDAD
EL CONTROL SOCIAL ES LIBERTAD
LA IGNORANCIA ES LA FUERZA
Joaquín Morales Belpaire 
Anuncios