Regiones 5 – Gobierno 0, pero seguimos empatados

Posted on 02/07/2008

0


Esta mañana (lunes 30) tuve la mala suerte de presenciar un triste espectáculo en el noticiero de PAT: Jorge Silva, del MAS, Peter Maldonado, de UN, y Fernando “Látigo” Rodríguez, de PODEMOS, se disputaban en vivo y en directo, y a flor de insultos y acusaciones mutuas, para tratar de endilgarse la victoria electoral de la candidata del Comité Interinstitucional.

Más allá de la triste anécdota, ¿quién ganó realmente con la elección de Savina Cuellar como prefecta de Chuquisaca? De entrada, habrá que decir que ninguno de los tres mencionados ha ganado nada. Si bien es una clara derrota del MAS, que pierde un espacio de decisión muy importante, esta derrota no la han logrado los partidos opositores.

Pero ¿es una victoria del Comité Interinstitucional? Sí, en la medida en que su candidata salió electa, pero no del todo, pues no lograron ni la mitad de la llegada que necesitaban en las áreas rurales de Chuquisaca. Sucre se queda cada vez más aislada del resto del departamento, y en ese entendido el Comité sufrió también una derrota.

Claramente, la victoria de la señora Cuellar sí beneficia a un actor político: el prefecto/comité cívico de Santa Cruz, que amplía su área de influencia y aleja más geopolíticamente hablando a La Paz, que resulta ser el gran perdedor, pues ahora el Comité Interinstitucional le va a cobrar la factura a la “Media Luna”: El apoyo a la reivindicación de la “capitalía plena”.

En lugar de aclararse el escenario, me da la impresión de que seguimos exactamente igual que antes. La política es el arte de negociar con el enemigo para que te deje hacer tu trabajo. Hasta que el MAS no entienda este concepto elemental, el riesgo de guerra civil seguirá latente en Bolivia. La elección de la prefecta de Chuquisaca no es otra cosa que un paso más hacia esa dirección. Y me temo que el referéndum revocatorio sea un factor detonante.

 Esteban

Anuncios
Posted in: Evadas