La historia del Rock, segunda entrega

Posted on 07/08/2008

1


1964 – 1969: El maravilloso descubrimiento de la contracultura

 

Hasta 1963, los dos mundos musicales estaban tan segregados como las personas que los crearon. Los únicos que se atrevían a mezclar la música de los negros con artistas blancos eran los pequeños clubes-sótano ingleses (de ahí la expresión Underground). Y Elvis. Hasta que llegaron ellos. Los cuatro fantásticos. Los que iniciaron la invasión británica. John, Paul, George y Ringo.

 

El lanzar en el mercado norteamericano una canción tan ingenua como “quiero tomarte de la mano” (I Want To Hold Your Hand) hoy no tendría más efecto que un fracaso, o quizás un éxito efímero y rápidamente olvidado. Pero en 1964, fue la canción que inició la revolución de la contracultura. El mérito de los Beatles fue el reinventar una forma de hacer música que ya existía pero que nadie se atrevía a admitir.

 

Esta canción, sencilla y hasta infantil, llamó poderosamente la atención de los más conservadores. A partir de ahí, pastores, beatas y republicanos advirtieron sobre las implicancias del Rock: invitaba a la sexualidad abierta, a la experimentación con drogas, a la libre expresión del pensamiento, a la mezcla interracial, incluso a cuestionar al estado de las cosas. Todos estos alarmistas tenían absoluta razón. El Rock liberó todas estas fuerzas, convirtiendo a la generación de los “Baby-Boomers” en la vanguardia de un proceso liberador que, aunque no lograría todos sus objetivos, cambió para siempre la forma en que nos vemos a nosotros mismos los seres humanos en este planeta: la contracultura.

 

En este periodo, las intenciones del artista clasificaban claramente al tipo de música. El Folk Rock era para los cuestionadores políticos, encabezados por Dylan y su “Blowin’ in the Wind”, pero también se iría hacia contar las realidades de los jóvenes de entonces, como “California Dreamin’” de The Mammas & The Papas o “San Francisco” de Scott McKenzie; el movimiento Beatnik era para las clases trabajadoras y el arte por el arte, un ethos en sí mismo; el Surf Rock, que hoy podría considerarse como más light y menos ofensivo, era un himno hedónico muy fuerte, liderado por los Beach Boys; El Rock Psicodélico obviamente ensalzaba la experimentación con las drogas, emergiendo de acá varios himnos generacionales como “My Generation” de los Who o “Born to be Wild” de Steppenwolf.

 

A partir de esta ruptura, si bien, hasta hoy, el Rock tiene su centro y su vanguardia entre Estados Unidos y Gran Bretaña, comienzan a nacer movimientos, más tímidos en la mayoría de los casos, en otros países. Serge Gainsbourg explora estos nuevos sonidos en Francia, los Iracundos logran exitosamente mezclar estos sonidos con las tradiciones más antiguas del Candombe en Uruguay, y surgen rockeros incluso en países tan conservadores como el Japón o Pakistán.

 


Folk Rock

The Byrds – Mr. Tambourine Man

Bob Dylan – Blowin’ in the Wind

Simon & Garfunkel – Last Night I Had the Strangest Dream

The Chambers Brothers – Time Has Come Today

Peter, Paul and Mary – If I Had a Hammer (The Hammer Song)

 

Beatniks

The Beatles – I Want to Hold Your Hand

Billy Joe Royal – Hush

Cat Stevens – Matthew and Son

Paul Revere & the Raiders – Him or Me, What’s It Gonna Be

The Monkeys – Last Train to Clarksville

 

Surf Rock

The Beach Boys – I Get Around

Dick Dale – Mirislou

Los Kahunas – Another Summer Song

The Beach Boys – Surfin’ U.S.A.

Jean and Dean – Surf City

 

Psychedellic Rock

The Who – My Generation

The Grateful Dead – (Walk Me Out in the) Morning Dew

Donovan – Sunshine Superman

The Rolling Stones – Paint It, Black

Pink Floyd – Set the Controls for the Heart of the Sun

 

El Rock se internacionaliza

Kyu Sakamoto – Ue o muite arukō (Sukiyaki)

Kraftwerk – Megaherz

Los Gatos – La Balsa

 

Jackson do Pandeiro – Chiclete com Banana

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: Roncanroll