Las huevadas que hablan algunos

Posted on 15/11/2008

0


OBAMA EL EVO GRINGO  Y EL PROGRAMA COMUN

Ricardo Ángel Cardona, www.redbolivia.com

Barack Obama el candidato negro o mulato es el triunfador absoluto este año 2008 en las elecciones de EE.UU.,  obteniendo así una mayoría de delegados inédita y aplastante frente al candidato tradicional y conservador Mc Cain y por tanto a partir de ahora tendrá ante sí desafíos muy grandes tanto a  nivel interno como internacional.

  Se trata de un resultado inédito en la democracia norteamericana que lleva al gobierno y al poder al representante de las clases más desposeídas y oprimidas por el sistema capitalista salvaje como fueron los negros esclavos. Con este resultado la democracia gringa rompe sus cadenas en forma inicial y empieza a ser una democracia de color también y socializante en problemas y respuestas emergentes de la pobreza en EE.UU. y en el mundo.

  La democracia norteamericana o gringa comenzó de inicio con segregación racial y social evidente. Los fundadores de la nación como George Washington y todos los demás  que lo acompañaron en el año 1776 fundacional, tenían esclavos y nunca renegaron de dicho sistema hasta su muerte. Es decir que vivieron y murieron con esclavos en sus haciendas, sin siquiera plantearse la solución al menos teórica a este problema social para que sea resuelto por las próximas generaciones, dado que esa generación fundacional no se atrevía a eliminarla.

  La constitución de EE.UU. nacía así con el mal congénito de la desigualdad, opresión social y política y sobretodo con el esclavismo incorporado en el sistema económico, especialmente del sur agropecuario y agro-empresarial dedicado al cultivo del algodón y la respectiva industrialización textilera. También con un liberalismo extremo a favor de los empresarios industriales en el norte. Tuvo que llegar después Lincoln para solucionar en parte este problema histórico y social

  Este enfoque diferente fue la principal diferencia con Suramérica y concretamente con el liderazgo histórico y sublime de Simón Bolívar y Abreu de Lima, su lugarteniente brasileño, que lucharon precisamente por abolir el esclavismo, pongueaje y mita como sistema de trabajo servil heredado de la colonia española, incompatible con los ideales libertarios y socializantes de los fundadores de Bolivia, Venezuela Bolivariana, Colombia, Panamá, Ecuador y Perú.

  Bolívar eliminó el esclavismo en su propia hacienda en Caracas al inicio de su campaña libertaria, política y guerrera. Bolívar tenía muy claro el ideal humanista, social y antiimperialista desde el inicio de su epopeya militar y filosófica libertaria.

  La liberación incluyó indirectamente a los demás países de la región, como a Brasil, Argentina y Chile. Paraguay fue caso especial autárquico al mando de López de Francia y lo mismo Uruguay con Artigas. O´Higgins en Chile se declaró militar revolucionario de Bolívar. Y San Martín le cedió el liderazgo político en Guayaquil, sin abandonar ningún ideal progresista.

  El ejército de Bolívar y Sucre era poderoso en la década de los años 20s y en los años 30s del siglo XIX el ejército de Santa Cruz y Calahumana – lugarteniente boliviano-peruano del ejército libertador – no tenía par en la región suramericana. Por eso mismo fue posible la creación de Bolivia con el programa libertario, socializante y liberal como era la primera constitución nacional. Pero que adolecía de falta de participación de los indígenas mismos.

  Obama es el mismo caso de Evo Morales ya que ganó por mayoría absoluta en 2005 para representar a pueblos y nacionalidades originarias, indígenas y campesinas que no tenían en Bolivia el respaldo político, técnico, crediticio y organizacional por parte del Estado, pese a las conquistas sociales inmensas que trajo la constitución bolivariana, la revolución nacional de 1952 y anteriormente en 1943 el gobierno militar progresista de Gualberto Villarroel..

  No se había previsto entonces y nunca en Bolivia y Suramérica la acción corrosiva posterior de las oligarquías, que recién ahora se tiene plena conciencia de que deben ser apartadas como condición imprescindible para el progreso democrático, social, cultural, técnico y científico de la región latinoindoamericana y también norteamericana, ya que son hermanas siamesas.

  Obama y Evo por tanto tienen ante sí un programa similar. Luchar contra las oligarquías del campo y las ciudades, redistribuir la riqueza, democratizar con control estatal y social directo, democratizar las finanzas y regular el sistema financiero corrupto y especulativo.

  Tanto en EE.UU. como en Bolivia las masas esperan un plan alternativo de producción como condición para crear una nueva civilización social y humana tanto en el norte como en el sur de América. Sin la participación de negros, mulatos, hispanos, originarios, indígenas, zambos, mestizos y blancos pobres no será posible democratizar la economía con apoyo estatal.

  Los pueblos esperan apoyo integral a cooperativas, comunidades y empresas pequeñas y medianas, créditos blandos a empresarios, inversiones públicas con acción estatal en caminos, puentes, infraestructura, aeropuertos, represas de riego y electricidad. Siempre en alianza con las empresas privadas chicas y medianas de servicios que son las más productivas y eficientes.

  Si por un momento se dejara fluir la imaginación y Obama llegara a gobernar Bolivia ahora, seguro que lo haría con el mismo programa que Evo ha planteado para ella. Y Evo si llegara a gobernar EE.UU. lo haría con el mismo programa planteado en la campaña por Obama, es decir apoyo a producción y productores, eliminación de la miseria y pobreza extrema, amplia cobertura médica y de salud, créditos blandos y no especulativos a la producción, etc.

  Tal vez Evo le daría un consejo adicional a Obama para que renuncie a la guerra y represión en el mundo y convierta constitucionalmente a EE.UU. ( falta esta enmienda en su constitución ), en país pacifista y respetuoso del medio ambiente como lo es Bolivia, según normas del protocolo de Kyoto y NN.UU.. Y Obama tal vez daría el consejo a Evo para que abandone poco a poco cultivos de coca excedentaria o total y a cambio se dedique a cultivar plantas sagradas de incas, tiwanakotas y paititís,  es decir quinuas proteínicas y maíz. Obama podría decirle a Evo que a cambio de esto EE.UU. abrirá expeditamente y pronto mercados en EE.UU. para los cultivos andinos y amazónicos mencionados y también amaranto, qiwicha, cañahua, sorgo, soya, trigo y textiles por un valor de al menos veinte mil millones USD.

  Esta contradicción entre país pobre versus rico se resolvería con el programa mixto mencionado, pero también con transferencias en ciencia y tecnologías libremente creando entre ambos países y continentes parques científicos y tecnológicos. Creemos que a este nuevo planteamiento programático por el desarrollo integral y cooperación se unirán todos los países UNASUR. Y también del Segundo y Tercer Mundo. Ideal es nivelar equitativamente el mundo sin guerras en forma pacífica y tecnointeligentemente. Obama y Evo tienen la palabra.

rancardo@yahoo.es    05.XI.2008

Anuncios