Elecciones vemos, fraudes no sabemos…

Posted on 20/02/2009

0


Las acusaciones de esta columna aparecida en La Razón son gravísimas. Si lo que dice Humberto Vacaflor es cierto y la comparación con la amañada victoria de Juan Pereda es justa, estamos ante un escándalo de enormes proporciones y deberían los culpables, encabezados por el señor Juan Evo Morales en persona, ir a acompañar a Leopoldo Fernández y a Santos Ramírez a San Pedro. Encima de hacer fraude, hacerlo para imponer una Constitución, es decir la base fundamental de todo el ordenamiento jurídico e institucional, sería un hecho imperdonable.

Pero el tema es que no le creo a Vacaflor. Al menos, no tanto como para pensar que en realidad la nueva Constitución no fue aprobada y la mayoría de los bolivianos dijimos que No. Acusaciones tan graves como las vertidas por Vacaflor deben ser probadas. Lo contrario es simple y sencillo alarmismo, y le da la razón a los masistas cuando se quejan de que alguien quiere desestabilizarlos.

Ahora, ¿significa esto entonces que se puede confiar ciegamente en los resultados publicados por la CNE? Yo sigo teniendo dudas. El voto “comunitario” no ha desaparecido, las depuraciones y apariciones milagrosas de muertos y tocayos siguen vigentes, y continúan discrepando los números de votos emitidos entre una parte de la misma papeleta y la otra (En La Paz por ejemplo se emitieron 1.179.915 votos en el referéndum aprobatorio y 1.180.374 se emitieron en el dirimidor, siendo que se trataba de una sola papeleta). Pero, salvo en Chuquisaca, la claridad con la que se han pronunciado los ciudadanos va mucho más allá de la influencia que pudieran haber tenido estas deficiencias. Y no, no creo que sea una cuestión de calidad de la tinta.Esteban

Anuncios
Posted in: Evadas