Homenaje a La Paz

Posted on 13/07/2009

0


La Paz es como una mujer mimada. Hermosa y feroz, tierna y peligrosa, es imposible no enamorarse de ella. Como una mujer, es más hermosa de noche, cuando la luz esconde sus pequeños defectos. Como una mujer mimada, necesita mucho cuidado y se resiente fácilmente.

 

Sus rincones menos conocidos son frecuentemente los más hermosos, sus misterios y secretos son incontables. Es bulliciosa, gritona y demanda atención, pero cuando duerme inspira una paz y una ternura que anima a amarla de nuevo.

 

Mi hijo, entonces de ocho años, le escribió:

 

            Esta ciudad

a 3800 metros

realmente es verdad

que sus edificios son bellos.

 

Se llama La Paz,

            está en paz,

pero algunas veces,

            se pelean tres meses.

 

A esta La Paz

le doy mucho amor

y también un poco de fervor.

 

Esta ciudad maravillosa

es muy hermosa,

 

Y además es especial.

Ninguna ciudad es igual,

            porque es sin igual.
 
Esteban
Anuncios