In memoriam… Sandro

Posted on 06/01/2010

0


Roberto Sánchez, más conocido como Sandro, pagó cara la factura de su manera de vivir. Murió viejo, pero no tanto, aquejado por una enfermedad cardio-respiratoria. Siempre con su puchito en la mano, con la ropa escandalosamente ceñida al cuerpo, macho metrosexual, era la transformación setentera del “chanta” argentino. Gardel se había modernizado.

Ciertamente Sandro fue uno de los culpables de la decadencia del pop latino en sus meros inicios, la contracara del “Flaco” Spinetta o de Nito Mestre, pero a la vez símbolo de la versión latinoamericana, reprimida fuertemente por la dictadura, de la contracultura, sobre todo frente a los “niños bien” como Palito Ortega.

En una época en que la rebeldía en nuestros países mandaba cantar los himnos de la izquierda latina – entonces muy diferente al mal llamado “Socialismo del siglo XXI” de ahora – Sandro parecía representar un conformismo casi repugnante. Tarde nos dimos cuenta, quienes no teníamos edad para comprar discos en los 70, que Sandro representaba otra cosa: la revolución del cinismo, de la sexualidad abierta y del surgir de los barrios bajos, más propia de mi generación.

Aunque sus canciones hoy se han convertido simplemente en pistas obligadas en el Karaoke, y en lo personal jamás las pondría en los anales de la historia del rock, ni siquiera del rock latino, valga mi homenaje para quien con su voz grave, sus caderas contorneantes y su look arrabalero derribó los estrictos moldes de la mojigatería latinoamericana, algo que no logró ni el más radical cantante de nueva trova.

Entre tanto, una muchacha y una guitarra para poder cantar son cosas que en esta tierra no nos deben faltar.

 

Esteban

Anuncios
Posted in: Sin categoría