La flor es bonito

Posted on 29/09/2010

8


No, no eche la culpa al autor de estas líneas por un error en el título. Simplemente me estoy poniendo a tono con la nueva moda impuesta quién sabe si por el Excelentísimo Señor Presidente o alguna otra personalidad política, artística o deportiva.

No es un arte hacer concordar sujeto y complemento. Sin embargo, periodistas, funcionarios, políticos, futbolistas, cantantes y toda clase de gente parece impedida física o psicológicamente de lograr algo tan simple. Y que no le echen la culpa a la inexistencia de género en el idioma aymara, porque la gran mayoría de la gente que comete el error no habla o no tiene como primera lengua ese idioma.

“La asamblea es magno.” “El café sin azucar tiene sabor amarga.” “La reunión de directorio se ha hecho más largo.” Y mi favorita: “el bloqueo ha sido pacífica”. Quizás el hecho de que estemos avanzando mucho en temas de equidad de género, al menos en el lenguaje, es lo que nos ha llevado a la generalización de estas perlitas.

Había otro presidente, uno que salió rajando del país, que era aún más capo para mezclar los géneros. Por suerte, esta moda no ha llegado a tanto. Supongo que es más disculpable mezclar los géneros del sujeto y el complemento que entre nombre y artículo, aunque no falta alguno que logra ambas cosas.

No es que yo sea un machacón con el correcto uso del lenguaje. Probablemente cometa muchos errores al escribir y muchos más al hablar. No pertenezco a academia alguna de la lengua, y más de una vez me he sorprendido a mí mismo usando el “fragnol” o el “spanglish”. Sin embargo, creo que esto es básico, elemental. Mucho más cuando existen varios conceptos en una frase y no se sabe, por el género, a cuál nombre atribuir el adjetivo que se halla al final, llevando a que simplemente no se entienda lo que se ha querido decir.

De cualquier manera, dudo mucho que a este modesto escribidor alguien le haga caso, por lo que tendré nomás que acostumbrarme a decir “el árbol estaba bien frondosa”.

Esteban

Anuncios