Liberen a Juan Antonio Morales

Posted on 08/09/2011

14


Queridos amigos y familia, mi padre fue puesto en detención domiciliaria hoy. ¡El primer obstáculo fue vencido! Sin embargo, falta mucho todavía para que esta pesadilla se acabe. ¡Gracias, gracias de verdad a todos por el apoyo incondicional, y sé que cuento con ustedes para seguir en esta lucha hasta que se declare la inocencia de mi padre!

Esteban

Queridos amigos, familia y colegas

No podría haber expresado mejor que mi hermano la terrible situación en la que nos encontramos. Hemos abierto una cuenta en el banco de Crédito (Nº 201-50695575-3-32) para recibir el aporte de todas las personas que aún creen en Bolivia y se indignan ante tamaño atropello. Mi papá y toda mi familia estaremos eternamente agradecidos por todo apoyo que puedan brindar, por más pequeño que sea. Por favor, recirculen este mensaje a todos sus amigos y conocidos. ¡Basta ya de abuso! Nuestra lucha por la libertad de Juan Antonio es la lucha de todos los hombres y mujeres libres de esta patria por poner freno al abuso de poder, la arbitrariedad y la ignominia.

Esteban

Queridos Amigos,

Ayer en la noche mi padre, Juan Antonio Morales, quien fue presidente del Banco Central de Bolivia por 11 años y catedrático desde hace más de cuarenta años fue aprendido de manera totalmente arbitraria e injusta por las autoridades Bolivianas por órdenes del fiscal del Estado Plurinacional Harry Suaznábar.

Se acusa a mi padre de pagar pluses a personal del banco por trabajos realizados, en un contexto donde los sueldos eran bajísimos (los llamados “gastos reservados”). Estos gastos se cumplieron de acuerdo con las leyes y normas vigentes en ese entonces, hacia 1997. Una Ley derogó los decretos permitiendo el uso de estos gastos en 2006 con el cambio de gobierno, haciendo su uso ilegal y esto de manera retroactiva. La aplicación retroactiva de la Ley, sobre todo en materia penal, está prohibida en la mayoría de los países ya que es contraria a la seguridad jurídica y a los principios generales del derecho. El artículo 11, párrafo 2 de la Declaración Universal de Derechos humanos condena esta práctica.

El mondo desembolsado es de 48.000 Bs, una suma ridícula para justificar la detención de una persona de 68 años con problemas de salud. El fiscal justifica la aprehensión ya que considera que hay un riesgo de fuga, a pesar de que mi padre asistió a todas las audiencias a las que fue llamado y que tuvo múltiples ocasiones de viajar en el pasado.

Quienes conocen a mi padre saben que es un monumento de integridad y honestidad. La comunidad académica boliviana e internacional, múltiples generaciones de estudiantes y jóvenes economistas reconocen la moral impecable de Juan Antonio y lo apoyan enteramente. Su familia, amigos y sobretodo sus estudiantes lo admiran profundamente y lo consideran como un ejemplo a seguir. Juan Antonio pudo haber seguido una carrera brillante en las mejores universidades del mundo con salarios elevados y muchos recursos disponibles para su investigación. Sin embargo decidió vivir en Bolivia, desarrollar esa carrera brillante en un país con menos recursos pero al que ama profundamente y al que le dedicó toda su vida. . Los medios y la población en general lo han nombrado “el mejor economista del pais”. Es esta posición de intelectual y de persona honesta que molesta a las autoridades.

Ma familia está serena sabiendo que esta absurdidad no puede durar, y se siente reforzada por todas las muestras de solidaridad y de apoyo que nos dieron innumerables amigos. Confiamos en que la razón y la verdad se impondrán contra aquellos que ejerces una persecución contra los que promueven el mérito, la inteligencia y la honestidad. En todo caso yo, como muchos amigos y jóvenes profesionales Bolivianos, no nos dejaremos amedrentar por un régimen, que bajo cubierta burocrática, quiere someter a sus ciudadanos a una cultura de la mediocridad y de la ignorancia.

Esta noche habrá una audiencia de Medidas Cautelares en la Paz. Esperamos que mi padre sea liberado esta noche y que pueda reunirse con la familia. Si esto no se produce habrá una fuerte movilización y se hará una petición a nivel internacional firmada por los más altos representantes del mundo académico internacional. Mi madre permanece fuerte en estos momentos difíciles y no se dejará impresionar por estos procedimientos canallas.

Quiero agradecerles mucho por sus muestras de solidaridad, de amistad y de simpatía. Cuando un grupo de personas inteligentes, honestas y de gran calidad humana lo apoya a uno, ningún desafío es insuperable. Ahora veo, pero confirmo algo que pensé por mucho tiempo, que existe una fuerza latente en Bolivia que cree en lo justo, en la lógica y en la razón, que quiere a su país y lo demuestra con esfuerzos y sentido común, y no insultando y agrediendo a todo el mundo, como hacen nuestros frustrados gobernantes .

Joaquin

Anuncios
Etiquetado: