¿Qué pasó en Yapacaní?

Posted on 19/01/2012

0


Hace una semana, en efrentamientos entre pobladores de Yapacaní y la policía, o entre pobladores partidarios del alcalde Carvajal y sus detractores, o entre pobladores y agentes del MAS, o entre pobladores y “la derecha”, o, al final, quién sabe, murieron tres personas. Con ellas, suman 56, sí, cincuenta y seis muertos en movilizaciones desde que el hermano Evo Morales asumió la presidencia. Y una vez más, en circunstancias absolutamente obscuras, sin que se pueda señalar claramente a los responsables, ni se pueda reconstruir los hechos. Una vez más, el gobierno, de la manera más indolente, señala de manera genérica a “la derecha” como responsable, así como Hitler responsabilizaba a “los judíos” del fracaso económico de la Alemania de los años 20.

¿Qué pasó realmente en Yapacaní? Lo único que podemos hacer en este momento es especular. Hace ya varias semanas, el entonces alcalde de esa localidad, miembro del MAS y ligado a los colonizadores/cocaleros/interculturales, fue expulsado por la población, en circunstancias también poco claras y, por cierto, sin seguir los procesos y procedimientos establecidos por ley. Debido a ello, un juez ordenó la restitución del señor Carvajal, lo cual hizo montar en cólera a la población, que organizó un cabildo y bloqueo de Yapacaní destinado a impedir a cualquier costo el retorno del alcalde, al que acusan de graves hechos de corrupción.

Lo que sucedió luego es un misterio. Aparentemente, la policía intervino el cabildo con el uso de gases y balines de goma cuando estaba por estallar un enfrentamiento entre civiles. O, como se sospecha, la policía tomó partido y quiso forzar la retoma del sillón edil en cumplimiento a la orden judicial. En cualquier caso, se obró con imprudencia como mínimo, pues las fuerzas del orden no estaban en condiciones adecuadas para controlar la turba sin mayores consecuencias.

Sin embargo, como en Caranavi o La Calancha en el pasado reciente, no se admite el uso excesivo de la fuerza como causa de los decesos, y se buscan chivos expiatorios en acusaciones que no tienen lógica alguna, como queriendo ocultar algo con una mentira tan grande que todos se dan cuenta que es mentira pero nadie sabe cuál es la verdad. El indeterminado/indeterminable conjunto que el gobierno denomina “la derecha” nada tiene que ver en este tema, el gobierno lo sabe, y el pueblo también. Harían bien los del gobierno en comenzar a decir la verdad. Me temo que nos estamos acostumbrando a que estos hechos sucedan en total impunidad, y hasta se estén convirtiendo en normales y rutinarios.

Esteban

Anuncios
Posted in: Evadas