¿Qué parte de “NO” no entienden?

Posted on 08/02/2012

1


De entrada quiero pedir disculpas anticipadas al caro lector. No soy de los que vierten hormonalmente sus sentimientos de frustración y enojo en lugar de hacer una reflexión fundada y lógica sobre una posición determinada. Pero hoy quiero hacer una excepción. Y es que con el tema del TIPNIS y la Ley 180 no hay lógica ni razonamiento que valga. En este país surreal y extraño en el que vivimos, el sentido común es habitualmente escaso, pero la madurez democrática y un mínimo de razonabilidad habitualmente terminan por imponerse, sino en el escenario del debate democrático, en el de las luchas sociales, es decir, en la calle.

Sin embargo, la barbaridad que, a la fecha de cierre de esta edición, está a punto de cometer el Movimiento Al Socialismo respecto al delicadísimo tema del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS), va contra toda posibilidad de comprensión humana. Ya ni siquiera el ser mal pensado y explicar la tozudez del gobierno respecto a la imposición de la carretera Villa TunariSan Ignacio de Moxos con los montos de dinero (cientos de millones de dólares) tiene ya sentido, pues si fuera el caso la desvergüenza de los presuntos implicados llegaría a niveles sobrehumanos.

El tema de la carretera por el TIPNIS es un tema cerrado. Los habitantes de esas tierras comunitarias de origen, la enorme y contundente mayoría de los bolivianos e incluso la comunidad internacional hemos dicho muy claramente, en los foros, en las calles, en la Plaza Mayor, “NO”.

Pero ahora resulta que un grupito de renegados, cooptados por el mazo cocalero, pagados descaradamente y frente a todos por el gobierno, y claramente ignorado por los paceños a su llegada, tiene más poder que la masa popular y logra hacer borrar de un plumazo la Ley 180, que declara intangible el TIPNIS, y que es una auténtica conquista social con todo lo que implica. Ni siquiera el infame Goni se hubiera atrevido a cometer semejante crimen.

Ante semejante violación a las mínimas reglas del juego democrático, ante este clarísimo atentado contra la voluntad popular, no podemos quedarnos de brazos cruzados. Ya se viene preparando una nueva marcha indígena a la que, de no retroceder ahora que aún está a tiempo el gobierno, le auguramos el mayor de los éxitos y le ofrecemos apoyo incondicional, y es necesario que los paceños de todos los caminos de vida nos unamos de nuevo, como ese fabuloso y memorable 19 de octubre del 2011.

Esteban

Anuncios
Posted in: Evadas