De Fernando Orgambides

Posted on 05/03/2012

0


De pura casualidad caí sobre este fabuloso homenaje a Marie Colvin y de puro chanfle también de Juan Carlos Gumucio. Vale la pena leerlo.

 

Esteban

Anuncios